miércoles, 17 de febrero de 2010

9

¿Quién necesita ser amado, cuando puede amar tanto a casi todo? La clave de la sonrisa está en la gratuidad.

1 comentario:

Máximo Ballester dijo...

Siiiiiiiiiiiiii.... eso es!